3 Buenas prácticas Control de acceso en tiempos de COVID19

13 mayo, 2020 | Por

Detener la propagación del COVID19 es una de las principales preocupaciones de las autoridades y de las empresas.  El virus se transmite a través de gotas respiratorias que se producen cuando un infectado tose, estornuda o habla. El contagio se produce con un sencillo apretón de manos o al tocar superficies como recepciones, botones, puertas y torniquetes.

Tras las primeras cuarentenas las empresas y administraciones de inmuebles se están ajustando a la nueva manera de funcionar. Acomodando sus instalaciones a los cambios radicales de convivencia y seguridad impuestos por el COVID19. Estos cambios no solo afectan al funcionamiento dentro de los espacios de trabajo, sino también a quién y cómo ingresa a ellos. 

En este proceso de adaptación toma gran relevancia el cómo sus sistemas control de acceso pueden mitigar riesgos. Los dos aspectos que más preocupan hoy en día a los administradores: cómo mantener la seguridad (saber quién ingresa) y evitar la transmisión del virus COVID19.

Esta nota te ofrece 3 buenas prácticas y consejos simples para mejorar tu control de acceso reforzando la prevención y las políticas para colaboradores y visitantes.

1. Reduce los puntos de contacto físico en espacios comunes. Utiliza autentificación móvil. 

Baja o elimina el contacto físico con lectores de identificación. En el universo de sistemas de control de acceso existen tecnologías que permiten prescindir del contacto con personas y equipos. Evita el roce con superficies que han sido tocadas por decenas de personas. 

Disminuye la necesidad de contacto con botones de Pin y lectores biométricos de huella. Reemplázalos por la autenticación móvil que es más segura. Diversos sistemas de control de acceso cuentan con aplicaciones para teléfonos que permiten a colaboradores y visitas autentificarse desde sus celulares. Además, son más seguros, puesto que funcionan con una contraseña para ingresar a la app desde el teléfono antes de desbloquear la puerta. 

En Chile el uso de teléfonos con internet ha crecido muchísimo en los últimos años. Esto lo convierte en una excelente opción al momento de escoger un método de acceso sin contacto y que pueda ser utilizado por todos los residentes y visitantes de tu inmueble.

Según datos de SUBTEL a diciembre de 2019 del total de accesos a Internet el 84,7% son realizados desde un dispositivo móvil. Además, del total de accesos móviles, un 94,6% corresponde a navegación por smartphones.

2. Apóyate en el sistema de gestión de visitantes, envía a las visitas un pase temporal de acceso. 

Una primera línea de defensa simple es utilizar un sistema de gestión de visitantes para seleccionar a las personas que acceden a tu propiedad.

Algunos sistemas de control de acceso permiten a usuarios autorizados enviar invitaciones, a través de mensajes de texto, WhatsApp o correo electrónico. Estas cuentan con un enlace que permite desbloquear temporalmente una entrada utilizando el teléfono. Sin necesidad de contar con una aplicación y de tener contacto con las recepciones o equipos de control. 

Paralelamente, te entregan un registro de horario de entrada y salida, para un posterior seguimiento de ser necesario. 

3. Que tus decisiones operativas se reflejen en tu sistema de control de acceso.

A medida que las empresas toman decisiones operativas en respuesta a la pandemia, debes asegurarte de que las políticas de mitigación de amenazas se reflejen en el sistema de control de acceso. Para ello:

  • Audita los privilegios de acceso. Tómate el tiempo para revisar quién debería tener acceso a través de ciertas áreas y elimina a quienes no deberían. ¿Tienes tarjetas que deberían haber caducado, pero están activas en el sistema? ¿has dado acceso a proveedores o contratistas para hacer mantenciones que no se realizarán? ¿Qué pasa con los empleados despedidos o que tienen suspendidos sus contratos?
  • Modifica las horas de operación dentro de tu sistema de control de acceso para reflejar las nuevas políticas COVID19.  En estos meses las horas normales de trabajo cambiaron y los turnos se desarrollan de manera diferente. Por lo tanto, todos los horarios y permisos deben cambiar.
    Las empresas que han cerrado; pedido a los colaboradores que trabajen desde casa o, se han acogido a la ley de protección del empleo deberían:
    1. Suspender las tarjetas o el medio acceso que tengan asignados.
    2. Modificar los horarios en que se puede ingresar para reflejar estos cambios y que se cumplan.

Sabemos que los administradores se mantienen evaluando constantemente esta situación, por lo que es importante hacer un inventario de las herramientas que tienes a tu disposición y que te ayudan a reforzar las políticas de seguridad de tu inmueble.